Por compras mayores a $200.000, ENVÍO GRATIS a Valle de Aburrá, Bogotá, Soacha, Cali y Yumbo.

Hornear pan en un horno holandés de hierro fundido

- Productos Victoria

Queremos contarte todo lo que necesitas saber para hornear pan en un horno holadés de hierro fundido.

Estamos convencidos que somos muchos lo que nos podemos declarar amantes a un buen pan, ese que es esponjocito o como dicen los expertos con una miga perfecta, pero con una corteza crocante y doradita, perfecto para acompañar cualquier comida o momento.

Siempre hemos creído que hacer pan es un tema para expertos, que lograr esa crocancia y una miga perfecta solo se logra con grandes hornos y manos expertas. Pero cada día los amantes a la panadería amateur nos enseñan formas artesanales de conseguir ese pan soñado y que hornearlo en un horno holandés es una de las maneras más prácticas y con excelentes resultados.

Pan en Horno Holandés

¿Qué es el horno holandés?

El horno holandés es un utensilio de cocina que hace parte de la historia de la cocina, son unas ollas de hierro fundido con una tapa hermética que tienen la cualidad de proporcionar y repartir de manera constante y uniforme el calor a los alimentos cocinados en ellas, y que además pueden ser utilizados en múltiples focos de calor, ya sea fuego, gas, inducción, horno o parrillas, es por ello que los amantes al pan están enamorados de este utensilio.

El proceso de un pan artesanal

Hacer pan es un proceso que notablemente pone a prueba la paciencia de cualquier persona, pues toma mucho tiempo, pero en definitiva quienes hacen este proceso constantemente, aseguran que el resultado es tan satisfactorio, que vas a amar cada parte y todo el tiempo de espera.

Todo este proceso comienza con preparación de la masa madre, esa que también tiene muchos misterios, pero que es tan sencilla como maravillosa, pues creas todo un ecosistema viviente de levadura, que hace de tu pan una pieza mucho más saludable y delicioso.

Para la preparación de tu masa madre, sólo necesitas agua sin cloro, harina, una báscula y tiempo. Conseguir una masa madre te tarda aproximadamente tres días. En cuanto a la harina puedes utilizar la que más te guste, trigo, integral o centeno, esto dependerá de tu gusto y lo que desees lograr, recuerda que esta masa otorga mucho sabor a tu pan.

Cuando ya tengas tu masa madre y vayas a comenzar a preparar tu pan, te cuento que debes contar con 8 horas para obtener un gran pan, pero no te preocupes no son continuas, hay tiempos muertos en donde puedes hacer otras cosas o seguir con tu vida normal.

Tiempo y paciencia…

Lo primero que debes hacer es mezclar todas las harinas con el total del agua de la receta, mezclar muy bien y dejar reposar por dos horas. Este proceso hace que el hace es que el pan quede más esponjoso, que lo tengas que trabajar menos, además su corteza sea crujiente y que tenga mejor sabor.

Pasadas las dos horas, llegó el momento de amasar, pues vas a unir la harina integrada con tu masa madre y la sal. Poco a poco se tiene que trabajar para darle elasticidad a la masa, después de amasar un buen rato, es momento de dejar que se relaje, la masa y tú. Aquí pones la masa en un recipiente ligeramente aceitado la tapas con un trapo y la dejas en alguna esquina de la cocina por 4 horas en donde veas que haya más calor.

Cada 45 minutos a una hora más o menos vas a ir a ver tu masa, con la mano dominante húmeda y tratando de no des gasificar la masa, metes la mano al fondo del recipiente y tiras un poco de la masa hacia arriba y el centro formando una bola.

Pasadas las 4 horas, sacar del recipiente tu masa y la pones en una mesa previamente enharinada, tomas las puntas de la masa las llevas al centro y hace una bola, tratando de no sacar el gas. Listo esto, lo dejarás reposar las últimas dos horas antes de la cocción, sobre un trapo con harina en un recipiente y cubierto con otro trapo.

El momento del pan

Y llegó el momento de la verdad, precalienta el horno con tu horno holandés dentro, una vez caliente, lo sacas, lo engrasas un poco y echas tu masa, no te preocupes por la forma, el tomará la forma de tu horno. Pone la tapa y llevas al horno por 20 minutos, luego, quitas la tapa y horneas por 50 minutos más.

Sabrás que tu pan está listo cuando al golpearlo levemente se escuche hueco, lo debes dejar enfriar por completo antes de cortar.

Ingredientes

  • 255 gr Harina sin blanquear molida en piedra
  • 100 gr de harina integral molida en piedra
  • 40 gr de harina de centeno
  • 285 gr de agua a temperatura ambiente
  • 160 gr de fermento (masa madre)
  • 9 gr de sal