Curarlos periódicamente
Para curar los utensilios de hierro fundido, debes aplicar una capa de aceite o grasa y calentarlos preferiblemente dentro del horno por 15 minutos o sobre la estufa hasta ver un ligero humo. Esto hará que se proteja el hierro, no se oxide y mantenga sus buenas condiciones. Es importante que no estregues el fondo con mucha presión para no eliminar esta capa de aceite (patina).

Al momento de lavarlos
Para lavar tus utensilios de hierro fundido existen varios métodos correctos y eficaces para garantizar su buen estado. Puedes utilizar jabones suaves para remover los excesos de alimentos sobre la superficie y utilizar, si es el caso, una esponjilla de acero; también puedes estregar con un poco de sal gruesa y así hacer la fricción necesaria para su limpieza. Luego de lavar es importante que seques cuidadosamente toda la superficie tu utensilio con una toalla seca y aplicar una capa de aceite o grasa.
Es importante que tengas en cuenta que el hierro fundido curado no es apto para ser lavado en lavavajillas, mientras que el hierro fundido esmaltado si es completamente apto para su lavado en lavavajillas; sin embargo eliminará considerablemente la patina que se forma con los aceites y grasas al cocinar, y que permite un mayor antiadherente natural y saludable para cada preparación.

Retirar el óxido

  1. Humedece tu utensilio de hierro fundido con agua. Espolvorea sal gruesa y estregalo con una almohadilla metálica si es mucho óxido que debes retirar, o con una esponja común si sólo tiene un poco de óxido.
  2. Luego lava el utensilio con agua caliente y detergente líquido suave. Enjuaga y seca por completo con toallas de papel.
  3. Deja secar preferiblemente al sol, o deja secar durante unas 4 o 5 horas para permitir que la humedad en los poros se evapore.
  4. Si no quieres esperar, puedes calentar el horno a 125 ºF (52 ºC), y luego coloca el utensilio de hierro fundido en el horno por 20 minutos para que seque completamente.

¡Nuestro hierro fundido se cura a altas temperaturas y está listo para cocinar! Esto es lo que sugerimos hacer:

  • Lavar a mano y secar completamente antes del primer uso.
  • Algunos alimentos pueden pegarse las primeras veces de uso. Utiliza un poco de aceite o grasa extra para cocinar hasta que el curado esté firme y asentado. Aceites vegetales, aceites de nueces, manteca de cerdo, mantequilla: todas las grasas de cocina y comestibles se pueden usar en hierro fundido.
  • Evita cocinar alimentos ácidos (tomate, vinagre, cítricos, etc.) hasta obtener una buena capa de curado.
  • Para darle un curado más grueso al hierro fundido, algunas personas optan por hacer algunas rondas adicionales de curado antes de comenzar a cocinar con él. Esto es genial, pero no es necesario si cuidas bien tus sartenes.

Como todas las cosas buenas y emocionantes de la vida, las primeras etapas de tu primer romance de hierro fundido pueden traerte sentimientos  encontrados, pero confía en nosotros, desde Victoria nos comprometemos a ayudarte.

Los principales errores de las personas que nunca han tenido un sartén curado son: no usar suficiente aceite/grasa al hornear la sartén, no calentar la sartén adecuadamente antes de cocinar (si está demasiado caliente, puede hacer que se peguen los alimentos delicados, si no está lo suficientemente caliente, puede quemar su aceite incluso antes de comenzar a cocinar), remojar o no secar completamente después del lavado y cocinar alimentos ácidos la primera vez.

Si te equivocas la primera vez y provocas óxido o pegajosidad, no te preocupes, puedes restaurar tus utensilios. Te recomendamos visitar nuestro canal de YouTube donde podrás encontrar videos con el paso a paso de este proceso.  Recuerda, mientras el hierro fundido no se rompa, siempre se puede recuperar.

Las sartenes de hierro fundido Victoria  tienen los ingredientes necesarios para crear un legado: historia, hierro de calidad, resistencia, diseños probados y simplicidad.

Nos  aseguramos de hacer una pieza legendaria lo más funcional e inteligente posible. Es por eso que nuestros mangos son más largos y elevados, para brindarle un mejor apalancamiento (¡sin acercar demasiado la mano a la superficie de cocción!). Nuestras boquillas de vertido y nuestros «cortadores de goteo» fueron probados y re diseñados docenas de veces, hasta que encontramos la curvatura y forma perfectas. Y probamos y perfeccionamos la cantidad de textura de «piel» para que sea lo suficientemente suave como para cocinar de inmediato, pero con suficiente textura para que su curado se adhiera más rápido para crear capas agradables y resistentes de su propio curado.

El  recubrimiento esmaltado es una pintura vitrificada a base de polvo de vidrio, es 100% resistente al óxido, de fácil cuidado y lavado, además es apto para lavajillas. El curado en cambio,  es una técnica de recubrimiento que consiste en cubrir la pieza de hierro fundido con una fina capa de aceite, es de fácil recuperación al desgaste y al óxido, y tiene resistencia superior a golpes.

Nuestros sartenes de hierro fundido son altamente resistentes, soportan altas temperaturas y puedes cocinar con ellos en todo tipo de fuegos, inclusive sobre la barbacoa o parrilla.