¿Cómo Limpiar Utensilios de Hierro Fundido Curado?

  1. Permite que tu utensilio de cocina se enfríe lo suficiente como para manipularlo, pero que aún esté relativamente caliente.
  2. Lava a mano con agua caliente y sal, o jabón suave para lavar platos.
  3. Seca completamente, te recomendamos ponerlo en el fogón para eliminar los restos de humedad que queden en el utensilio.
  4. Con una servilleta reutilizable, aplica una capa delgada de aceite en el interior y  exterior del utensilio. (Puedes utilizar cualquier aceite vegetal como aceite de Palma, Linaza, Coco, Canola, Crisco u otros).
  5. Coloca tu utensilio de cocina en la estufa (u horno) y calienta hasta ver un ligero humo y ya está. Una vez completamente frío, guárdalo en un lugar fresco y seco.

¿Cómo Limpiar Utensilios de Hierro Fundido Esmaltado?

  1. Permite que tu utensilio de cocina se enfríe lo suficiente como para manipularlo
  2. Lava a mano con agua caliente y jabón para lavar platos. También puedes usar lavavajillas, recuerda que si lo lavas con lavavajillas inmediatamente remueves la patína o capa de curado que has estado construyendo para conseguir la antiadherencia natural.
  3. Lo secas y lo guardas.

Video de Limpieza

¿Cómo Realizar el Procedimiento de Curado para Construir Anti-adherencia Natural?

Después de limpiar y secar muy bien el utensilio: 
  1. Con una servilleta reutilizable, aplica una capa delgada de aceite en el interior y  exterior del utensilio. (Puedes utilizar cualquier aceite vegetal como aceite de Palma, Linaza, Coco, Canola, Crisco u otros).
  2. Coloca tu utensilio de cocina en el horno a 300°c – 450° c durante 1 hora. Dependiendo del tipo de aceite que usaste, puede causar de poco a mucho humo. 
  3. Deja enfriar completamente y guarda en un lugar fresco y seco.

¿Cómo Restaurar los Utensilios con Óxido?

Primero que todo tranquilízate, tu sartén no está dañada, simplemente sigue los siguientes pasos:
  1. Humedece tu utensilio de hierro fundido con agua. Espolvorea sal gruesa y estregalo con una almohadilla metálica si es mucho óxido que debes retirar, o con una esponja común si sólo tiene un poco de óxido.
  2. Luego lava el utensilio con agua caliente y detergente líquido suave. 
  3. Sécalo completamente, colocalo sobre una estufa caliente para evaporar completamente cualquier exceso de humedad.
  4. Con una servilleta reutilizable, aplica una capa delgada de aceite en el interior y  exterior del utensilio. (Puedes utilizar cualquier aceite vegetal como aceite de Palma, Linaza, Coco, Canola, Crisco u otros).
  5. Coloca tu utensilio de cocina en el horno a 300°c – 450° c durante 1 hora. Dependiendo del tipo de aceite que usaste, puede causar de poco a bastante humo. 
  6. Deja enfriar completamente y guarda en un lugar fresco y seco.

Video de Restauración

Tips y Precauciones

  • Los utensilios en hierro fundido Victoria son aptos para todas las fuentes habituales de calor: horno, estufa de inducción, estufa eléctrica, gas, fogata, parrilla, etc. Nunca debe ser usado en un microondas.
  • Los alimentos ácidos (cítricos, frijoles, tomates) pueden debilitar el curado. Evita cocinar este tipo de alimentos hasta que el utensilio esté muy bien curado.
  • Algunos alimentos pueden pegarse las primeras veces de uso. Aplica un poco de aceite de cocina extra hasta que el curado sea fuerte y asentado.
  • Luego de algunos usos, podrás observar en la superficie de cocción una “pátina” (una delgada película oscura). Este es el resultado de la cocción de grasas y aceites naturales en la superficie. Esto es normal y beneficioso ya que evitará que los alimentos se adhieran. Tenga en cuenta que los alimentos quemados o atascados siempre deben rasparse y limpiarse; esto no es lo mismo que la pátina, que es simplemente una película fina y completamente lisa en el utensilio de cocina, similar al “aderezo” del hierro fundido curado.

  • Al lavarlo puedes usar un raspador de plástico, un cepillo rígido para platos o una esponja para platos. Si no tienes un raspador de plástico, puede usar una espátula de plástico o de madera para raspar los alimentos adheridos. Evita esponjas de acero o limpiadores abrasivos. Para los adhesivos persistentes, puedes remojar los utensilios de cocina de 15 a 20 minutos con agua tibia y jabón, y luego limpia como siempre.
  • ATENCIÓN: Ten cuidado al mover o sujetar las planchas que tienen asas extraíbles. Las asas extraíbles pueden desarmarse de la plancha si lleva demasiado peso, o si se utiliza de manera inapropiada. Nunca utilice las asas extraíbles para mover la plancha mientras está caliente y/o con alimentos. Ten cuidado de no apretar las asas mientras la mueves.
  • El cuidado y curado adecuado harán que tus utensilios de cocina de hierro fundido sean progresivamente más antiadherente
  • NUNCA calentar a potencia alta o máxima en estufa de inducción.
  • Para uso diario, precalienta los utensilios de cocina con fuego lento a medio durante unos minutos; una vez caliente, agrega el aceite, la mantequilla o la comida. No agregues el aceite antes de que alcance la temperatura de cocción, esto puede dañar su aceite y hacer que este libere humo y olores fuertes. El hierro fundido ofrece una excelente retención del calor por esta razón no es necesario cocinar en niveles altos, se recomienda cocinar en niveles medios y bajos.
  • Cuando se cocinan huevos y otros alimentos delicados, se sugieren temperaturas más bajas. Las temperaturas más altas pueden hacer que los alimentos se peguen. El alto calor solo se recomienda para recetas que requieran cocción.