¡Que No te Pase! Descubre los Errores más Comunes al Cocinar en Hierro Fundido

- Productos Victoria

El hierro es conocido por ser uno de los mejores conductores de calor, razón por la cual es uno de los materiales preferidos de muchos amantes de la cocina. Un sartén o utensilio de hierro te ofrece la ventaja de calentar y sellar uniformemente la comida, además, puedes preparar, cocinar y llevar directamente a la mesa.

En Victoria ofrecemos utensilios con dos tipos de recubrimiento: curado y esmaltado. Ambos necesitan cuidados y restauraciones distintas, por eso acá te contamos cuáles son los errores más comunes al cocinar en hierro fundido, específicamente con estos dos recubrimientos.

Utensilios de hierro fundido curado

  • No realizar el proceso de curado: es normal que en los primeros usos se te peguen algunos alimentos, con un buen uso y proceso de curado, tus utensilios serán progresivamente más antiadherentes. No olvides realizar el proceso de curado antes del primer uso.
  • Dejarlo remojando: es importante que tengas en cuenta que el hierro se oxida. Cuando el sartén esté tibio y te permita manipularlo, debes comenzar con la limpieza hasta finalizarla, no puedes dejarlo remojando en el fregadero.
  • Guardarlo sin estar completamente seco: como ya mencionamos anteriormente, la humedad puede provocar que tu sartén se oxide. Por eso, cuando termines de preparar tus alimentos y laves el utensilio, debes secarlo con una toalla o ponerlo en el fogón para eliminar completamente los restos de humedad, y luego aplicar una capa de aceite, limpia el exceso de aceite con papel absorbente y guárdalo cuando esté completamente frío. 
  • Agarrar el mango sin protección: nuestros utensilios de hierro reparten el calor de forma uniforme, por lo cual el mango y las asas también se calientan. Es importante que uses una toalla o mango para proteger tus manos cuando agarres el sartén.
  • Meterlo al lavavajillas: los productos de hierro fundido curado no son aptos para el lavavajillas. Debes lavarlos a mano con jabón suave o con sal y siguiendo todas las instrucciones de limpieza.
  • No curar después de cocinar alimentos ácidos: algunos alimentos como el tomate, vinagre y cítricos, hacen que el curado de tu sartén se deteriore. Lo ideal es no cocinar estos alimentos cuando tu sartén está nuevo y realizar el proceso de curado después de realizar las preparaciones.

Utensilios en hierro fundido esmaltado

  • Darle golpes fuertes: si bien el hierro fundido es conocido por su gran resistencia, un fuerte impacto puede craquelar o despicar tu sartén. Esto no afecta su función, pero sí su estética.
  • Usar esponjas de acero o jabones abrasivos: a la hora de lavar tu sartén, lo recomendable es usar jabones suaves y restregar con un cepillo rígido o raspador de plástico. Evita usar esponjas de acero.
    Ya sea que laves tu sartén a mano o en el lavavajillas, debes evitar el uso de jabones abrasivos, ya que pueden estropear el esmaltado.

Para ambos

  • No leer el manual de instrucciones: muchas personas evitan leer el manual que viene dentro del empaque, confiados en que el uso y cuidado de los productos de hierro fundido es similar al de otros materiales como el teflón. 
    Lo cierto es que cada material y producto requiere cuidados distintos, por eso te recomendamos leer y seguir al pie de la letra las instrucciones que traen tus utensilios de hierro fundido antes de usarlos por primera vez.
  • No precalentar: es importante que antes de comenzar a preparar los alimentos, precalientes el sartén a fuego medio bajo, evita calentar a una potencia máxima para no causar daños en el sartén. Calentar gradualmente logrará que tus alimentos se cocinen mejor.
  • Mojar con agua fría mientras sigue caliente: ¡mucho cuidado! Los utensilios de hierro pueden resquebrajarse cuando son sometidos a cambios bruscos de temperatura. Si tu sartén sigue caliente, bajo ninguna circunstancia debes mojarlo con agua fría.

Recomendaciones:

Si bien los utensilios esmaltados requieren menor mantenimiento en comparación con los curados, no quiere decir que sean mejores. Ambos son excelentes productos con distintas fortalezas por brindarte. Por ello, te recomendamos leer la diferencia entre ambos recubrimientos antes de elegir uno.

Visita nuestro canal de Youtube donde encontrarás nuestro video explicativo de usos y cuidados, para que evites caer en los errores más comunes al cocinar en hierro fundido. En caso de que tu producto esté oxidado, puedes recuperarlo y dejarlo como nuevo siguiendo los pasos del video de restauración.