Las Pastas: el Comodín en el Plato de tus Pequeños

- Productos Victoria

Es época de regreso a clases y la alimentación de los niños cobra mayor importancia, pues es crucial que ellos reciban la energía suficiente para poder desarrollar sus actividades académicas en el transcurso de la semana.

Esto es un reto para los padres, en especial para aquellos cuyos hijos no disfrutan de comer ciertos alimentos como frutas, verduras y proteínas animales. Aun así, lo que sí es claro es que para la mayoría de los niños hay un plato que es un éxito: las pastas.

Así que, ¿por qué no usar las pastas a nuestro favor a la hora de cocinar?

Hablar de pasta es hablar de harina de trigo en su inmensa mayoría, lo cual por sí solo no representa una buena carga nutricional. La pasta seca que compramos en el supermercado suele llevar además huevo o incluso algunas añaden verduras en su composición, pero en una proporción muy pequeña.

Por esto, es recomendable preparar recetas que incluyan otros ingredientes de la pirámide alimenticia, que puedan aportar a la nutrición de grandes y pequeños.

Teniendo esto en cuenta, te compartimos una receta de Piccata de Pollo con Pastas, con la cual podrás introducir tomates, cebollas, manzanas y pollo al almuerzo de tus pequeños (y del resto de la familia también).

¡Estamos seguros que les encantará!

Piccata de pollo con pastas

Ingredientes

(Para 4 porciones)

  • 4 pechugas de pollo
  • 1/2 tazas de harina
  • 1 1/2 cucharaditas de sal
  • 1/4 cucharaditas de pimienta negra
  • 1 clara de huevo, batida ligeramente
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 taza de caldo de pollo
  • 1/4 taza de zumo de limón recién exprimido
  • 2 tomates, picados en cubos
  • 1 cebolla, picada en cubos
  • 1 manzana verde, picada en cubos
  • ½ taza de queso parmesano rallado
  • 1/3 taza de perejil picado
  • 2 tazas de pasta

Instrucciones

  • Pon cada pechuga de pollo entre dos hojas de envoltura de plástico y aplánalas un poco utilizando un rodillo o un lado plano de un mazo de carne.
  • Mezcla la harina, la sal y la pimienta.
  • Sumerge cada pechuga en la clara de huevo y luego espolvorea la mezcla de harina, sacudiendo el exceso.
  • Derrite 1 cucharada de mantequilla con 1/2 cucharada de aceite de oliva en un sartén Victoria, a fuego medio alto.
  • Agrega 2 pechugas y cocina hasta que estén doradas, de 2 a 3 minutos por cada lado. Transcurrido este tiempo, ponlas en un plato.
  • Limpia el sartén y repite el proceso con las dos pechugas restantes.
  • Sin lavar el sartén, agrega el caldo, el zumo de limón, la manzana, la cebolla y los tomates. Mientras haces esto, pon la pasta a cocinar en una olla con agua y sal.
  • Deja que la mezcla llegue al punto de ebullición a temperatura alta, revolviendo y raspando el fondo del sartén para aflojar las partes doradas.
  • Baja el fuego a medio y cocina durante 5 minutos, batiendo ocasionalmente, y agregando el perejil.
  • Saca las pastas de la olla y retira el exceso de agua con un colador.
  • Coloca las pastas y el pollo de nuevo en el sartén con la salsa y agrega el queso parmesano encima de la preparación.
  • Puedes llevar el sartén al horno durante 10 minutos para que se dore el queso o puedes dejarla en el fogón durante 5 minutos, para que este se derrita.
  • ¡Tú plato está listo! Deja enfriar un par de minutos y sirve tu deliciosa preparación (o empácala en la lonchera de los tuyos).

Por: Daniela Arango

Abrir chat