Relatos de una Novata en Hierro Fundido parte 4

- Productos Victoria

Como ustedes ya saben, he ido cambiando mis utensilios de cocina de aluminio y teflón por los de hierro fundido de Victoria. ¿Por qué? Porque este material siempre se ha caracterizado por la calidad, funcionalidad y durabilidad; puede ser usado en diferentes fuentes de calor como fuego, horno, estufa y me llamó la atención los beneficios en la salud. Se conocen como “Sartenes para toda la vida”.

Sartén de 30 cm de hierro fundido

Pero tampoco podía considerarme una experta en hierro fundido, poco a poco estaba aprendiendo sobre sus usos, la versatilidad de cada utensilio y lo mejor, las diferentes recetas que podía preparar en ellos.

Pero comencé a notar que algunas mis comidas se estaban pegando en los utensilios, desde el huevo, la carne, el pescado  hasta los vegetales. Pensé, “tomaste una mala decisión, compraste unos utensilios donde se pegan las comidas”, de qué me servía tener un utensilio con muchos beneficios para mi salud y de mi familia si los resultados no serán satisfactorios porque se me pega la comida.

Decidí entonces recurrir a los canales de atención que Victoria ofrece (Whatsapp, redes sociales, correo, chat de ayuda) para que me ayudaran con mi problema.

Planchas de hierro fundido

Me explicaron que esto ocurría porque no tenía una capa de anti adherencia natural o patína lo suficientemente fuerte para que mis recetas no se pegaran. Así que me recomendaron que realizara el proceso de curado en mis utensilios de hierro fundido.

Pero ¿Cómo curar un sartén de hierro fundido?

Me indicaron el proceso que debo tener en cuenta al momento que crear anti adherencia natural en los utensilios de hierro fundido se llama: El proceso de Curado.

Proceso de curado

  1. Después de limpiar y secar muy bien el utensilio: con una servilleta reutilizable, aplica una capa delgada de aceite en el interior y exterior del utensilio. (Puedes utilizar cualquier aceite vegetal como aceite de Palma, Linaza, Coco, Canola, Crisco u otros).
  2. Coloca tu utensilio de cocina en el horno a 250°C o máxima temperatura, durante 1 hora. Dependiendo del tipo de aceite que usaste, puede causar poco o mucho humo.
  3. Deja enfriar completamente y guarda en un lugar fresco y seco.

¿Y si no tengo horno?

Lo ideal para tener un mejor curado es hacerlo con un horno, pero si no lo tienes,  este mismo proceso puedes hacerlo en la estufa!.

El proceso de curado debes realizarlo en los utensilios de hierro fundido periódicamente, de manera que su patína (anti adherencia natural) cada vez sea más fuerte.  Con el mantenimiento diario, también ayudas a que esta capa antiadherente se construya más rápido.

Proceso de mantenimiento

  1. Después de lavarlo, siempre sécalo muy bien, incluso puedes ponerlo en el fogón para que elimines los restos de humedad y para finalizar.
  2. Aplica con una servilleta reutilizable, una delgada capa de aceite vegetal por todo el sartén.
  3. Lo vuelves a poner en el fogón hasta que salga un poco de humo, y eso es todo. No siempre tienes que ponerlo en el fogón después de aplicarle el aceite, aunque sería lo ideal para que vayas formando la capa de anti adherencia natural y nunca se te vuelva a oxidar.

Pregunté también qué tantas veces debo realizar este proceso de curado y mantenimiento. Es de paciencia.

Me respondieron que una buena anti adherencia se construye a partir de dos o tres mantenimientos, aunque recomendaron hacerlo siempre luego de terminar de usar el utensilio. La patína o anti adherencia natural se logra entre más los uses y más número de veces realices este proceso. Notarás que se dejarán de pegar tus comidas.

Identifica si tu utensilio está bien curado o no

Diferencia de un sartén bien curado

Los utensilios de hierro fundido siempre serán tu mejor elección y la mejor experiencia que tendrán en la cocina.