Por compras mayores a $200.000, ENVÍO GRATIS a Valle de Aburrá, Bogotá, Soacha, Cali y Yumbo.

Cómo cuidar un sartén de hierro fundido curado

- Productos Victoria

El cuidado y mantenimiento de tus utensilios de hierro fundido con acabado curado es mucho más sencillo de lo que crees, aquí te dejamos las recomendaciones:

cuidados hierro fundido curado

Antes del primer uso

Tienes en tus manos un utensilio de hierro fundido nuevo, estos son los pasos antes de que le des su primer uso:

  1. Lava a mano con un jabón suave y agua tibia. 
  2. Sécalo por completamente con un paño o llévalo a la estufa hasta que el agua se evapore por completo. 
  3. Vierte unas gotas de aceite en un paño limpio, con este, aplica el aceite por toda la superficie del utensilio y deja a fuego alto hasta que salga un poco de humo blanco. 
  4. Deja enfriar y guarda o puedes comenzar a utilizarlo. 

NOTA: Nunca dejes secar tus utensilios con acabado curado al aire libre, pues esto puede ocasionar oxidación. (Si esto sucede puedes recuperarlo, realizando el proceso de restauración)

Recomendaciones de uso

  1. Durante los primeros usos, algunos alimentos pueden pegarse, debido a que el producto no contiene ningún aditivo antiadherente. Puedes usar un poco de aceite o grasa extra para cocinar hasta que el curado esté fuerte y asentado, esto va a generar una pátina antiadherente natural con el uso diario. Todos los aceites y/o grasas para cocinar se pueden utilizar en hierro fundido: Aceites vegetales, aceites de nueces, manteca de cerdo o mantequilla. No recomendamos el uso de aceite de oliva pues este se quema muy rápidamente y genera una capa pegajosa en el utensilio.
  2. Trata de evitar los alimentos ácidos (tomate, vinagre, cítricos, etc.) hasta conseguir un buen curado.
  3. Algunas personas optan por realizar el curado completo a los utensilios antes de comenzar a cocinar. Sin embargo, no es necesario, ya que el curado continuará asentándose y mejorando con el uso.
  4. No sugerimos hacer más de 3-4 procesos de curado completo uno tras otro, ya que demasiadas capas pueden causar desprendimientos de las mismas.

Curado completo hace referencia al proceso que se lleva a cabo cuando se aplica una capa de aceite delgada en toda la superficie del utensilio y se lleva al horno por una hora a temperatura máxima. 

Cuidado: cómo limpiar tus utensilios después de cada uso

  1. Deja que los utensilios se enfríen lo suficiente para manipularlos (tibios).
  2. Lava a mano preferiblemente con agua caliente, una esponja no abrasiva y jabón suave, o sal normal o gruesa, para desprender los alimentos pegados. 
  3. Si el utensilio se ha enfriado por completo, pero aún hay restos adheridos, es posible hervir agua a fuego medio-bajo durante 2 minutos y luego remover cuando esté tibio.
  4. Usa una toalla que no desprenda fibras para secar completamente o lleva a la estufa para evaporar los residuos de agua. ¡importante! Nunca secar al aire el hierro curado o se oxidará.
  5. Verter unas gotas de aceite (palma, linaza, coco, canola u otro aceite o manteca para cocinar) en un paño limpio, con este, aplicar el aceite por toda la superficie del utensilio y guardar en un lugar fresco y seco.

Sugerencia: Llevar a la estufa y calentar a máxima temperatura hasta que salga un poco de humo blanco. Dejar enfriar y guardar en un lugar fresco y seco.

Te dejamos un vídeo para que veas el proceso de lavado. Haz clic aquí

Consejos de uso del hierro fundido

  1. NUNCA lavar en lavaplatos. Seguir las instrucciones de limpieza después de cada uso.
  2. Para un mejor rendimiento, se debe precalentar siempre el utensilio de hierro fundido Victoria a fuego medio o bajo. 
  3. El choque térmico puede deformar el hierro. No exponer la plancha a cambios térmicos bruscos, como ponerla en agua fría mientras aún está caliente por la cocción o calentarla demasiado rápido. Todos los cambios de temperatura deben ser lentos y constantes.
  4. Los mangos de hierro fundido se calientan, se deben usar guantes de protección o algún aislante para manipular el utensilio.
  5. Es posible usar utensilios de madera, bambú, nylon e incluso metales resistentes al calor. 
  6. El aceite de cocina puede ser de: palma, linaza, coco, canola u otro aceite comestible.
  7. En ocasiones, es posible que se note un residuo oscuro al secar el utensilio. Si el residuo es pegajoso, es posible que haya alimentos quemados que deban lavarse bien y limpiarse. Si es muy delgado y graso, es solo el curado que reacciona a los alimentos. Limpiar con un paño que no desprenda fibras. Esto desaparecerá con el uso y cuidado regular.
  8. El cuidado y curado adecuados harán que tus utensilios de cocina progresivamente sean más antiadherentes.
  9. Los alimentos ácidos (cítricos, frijoles, tomates) pueden debilitar el curado. Evitar cocinar con estos alimentos hasta conseguir un buen curado en los utensilios.
  10. Son aptos para todo tipo de cocinas incluyendo inducción, sin embargo, para evitar rayones, NUNCA se deben deslizar los utensilios sobre topes de vidrio o cerámica.
  11. El hierro no es apto para el microondas.
  12. Algunos alimentos pueden pegarse las primeras veces de uso. Usar un poco de aceite extra para cocinar hasta que el curado esté fuerte y asentado.
  13. Debido al moldeado con arena y las prácticas tradicionales, cada pieza de hierro fundido es única. Tus utensilios pueden tener algunas irregularidades que son puramente cosméticas y no afectan el uso del producto.
  14. No utilizar esponjas de lana de acero u otros métodos abrasivos a menos que quieras eliminar el curado.
  15. El jabón suave para platos no dañará el curado.

Causas de oxidación

  • Dejar secando el utensilio al aire libre
  • Guardarlo en un lugar húmedo o con residuos de agua. 
  • No realizar adecuadamente el cuidado después de cada uso (numeral 4)
  • Dejar remojando el utensilio por largos periodos de tiempo.

Cómo restaurar utensilios de hierro fundido en caso de oxidación

  1. Elimina las vetas de óxido y lava a mano: frota muy bien con una esponja de brillo y un cepillo por dentro y fuera. Luego con agua tibia y una pequeña cantidad de jabón elimina la suciedad.
  2. Seca inmediatamente: La humedad aumenta la probabilidad de oxidación.
  3. Coloca un momento (3 a 5 minutos) sobre la estufa: se debe secar por completo y evaporar el agua restante.
  4. Cubre con una capa muy delgada de aceite. (exterior e interior).
  5. Calienta en el horno bocabajo a 450°F / 250°C durante una hora o hasta notar presencia de humo.
  6. Realizar el paso 4 y 5 hasta notar un color negro homogéneo y brillante en toda la pieza.

Te compartimos un vídeo para que conozcas el vídeo. Haz clic aquí

Cómo ves el cuidado y mantenimiento es más de cuidado y tomar unas rutinas y así mantener tus utensilios de hierro fundido en excelente estado.  Anímate y compra aquí tus sartenes Victoria. Haz clic aquí